domingo, febrero 27, 2011

Grandes diferencias

1.-Desayuno pan tostado con mermelada de cereza negra y té con leche. Ayer tomé cerveza y vodka con mi novio. Comimos hamburguesas y más temprano bebimos una tisana de jengibre y limón. De mi novela llevo el principio del primer capítulo y el martes toca revisión. He tenido días feos desde la última entrada de éste, su blog de confianza, pero no sé, los he hecho funcionar. Me acusaron de cosas espantosas y lo que diré es: sorry i don't speak crazy bitch. Es decir: superpoderes de valemadrismo, actívense. Por más que uno quiera razonar, hay gente con la que no se puede y siempre es mejor hacerse concha. Eso se llama higiene mental, me lo enseñó sifu Daniel, pues siempre es mejor desprenderse. Sé que hay gente que no lo comprende y tal vez hasta se sientan con el derecho de no comprenderlo, de no hacer un esfuerzo de reflexión. Ustedes mis lectores piénsenlo, siempre es mejor la higiene mental. Pongan en práctica las cosas que los hacen sentir maravillosos y alejen las cosas que los envenenan. Hay tanto por lo que uno puede estar feliz. Las cosas en verdad importantes nadie nos las puede arrebatar. Ni hablar, lo que yo tengo es mi escritura y con ella planteo estas digresiones, pero personalmente están fuera de mi. Son vivencia y experiencia, como tal es doloroso, pero el arte puede alimentarse de ellas. Con estos días y estas reflexiones saqué algo. Mi poesía se veía arruinada por el estrés y por la falta de concentración, pero ahora incluso ya tengo una meta para mi siguiente poemario. El presidente X me recomendó leer a Bukowski. Un autor al que no me daban ganas de acercarme por toda la mierda que tiene al rededor. Sus lectores (la mayoría) son insufribles. Pero me acerqué, lo leí y descubrí muchas cosas, fue bueno. Esa es otra gran diferencia lectores, mientras hay quien se obsesiona por la maldad y el dolor, hay quienes dejamos ir, perdonamos y seguimos trabajando en lo que en realidad nos importa.

there'll always be money and whores and drunkards
down to the last bomb,
but as God said,
crossing his legs,
I see where I have made plenty of poets
but not so very much
poetry.

2.- Sobre las putas. Es un gran tema. El otro día platicaba con un amigo sobre esto y le comenté que había una enorme diferencia entre una puta y una diva. Aunque también existe la posiblidad de encontrarse con una puta diva o una diva puta, jajaja, no lo sé. Como sea, existen diferencias. La diferencia entre la puta y la diva es que la puta es algo oculto. La puta es una aventura oculta, es esconderse bajo sus brazos, es un coche, un hotel, un secreto. La diva en cambio es el escándalo. Es que le salen mil amantes y todos aseguran habérsela tirado, por una cuestión de poder. Es decir, si la reina virgen (Isabel) no hubiera sido virgen y no la hubieran revisado cada tanto, le habrían salido amantes hasta en la sopa. Un beso en la mejilla se hubiera convertido en el acto sexual más terrible. Cuestión de poder. Cuando un hombre corre el rumor de que se acostó con una gran mujer, es por cuestión de poder, por cuestión de saberse más, de reivindicar su virilidad ante otras personas. Las divas nos sentimos fuera de lugar entonces, pero como buenas divas no podemos amilanarnos: si, me lo cogí. Me tiré a su madre también y a la novia. Me tiré al mundo entero, y ahora es mio. Es un buen argumento para una diva. Otro argumento para una diva puede ser: el mundo sigue girando y el mediocre siempre seguirá soñando. Pero eso no es lo que nos interesa. Lo que nos interesa es la reacción. Es decir, cuando estas cosas pasan no hay un mayor aliciente. Como me explico? eso que llaman autoestima sube hasta el techo. Justo cuando lo necesitas, llega alguien a decir un rumor y el autoestima siente que le dan un ramo de rosas. ¿No es genial saber que el wey aquel que tanto te odia aún está haciéndose una paja con tu nombre? good lord. Lo digo porque a lo largo de mi vida he estado en las dos orillas y no me aflije decirlo, fui puta, soy diva. Conozco de lo que hablo. Soy genial y ellos tienen una palabra grabada en el culo: onanismo.

Si charlo con Luis
Con Pedro o con Juan
Hablando de mí
Los hombres están (y las mujeres también :P)
Critican si ya
La línea perdí
Se fijan si voy
Si vengo o si fui
Se dicen muchas cosas
Mas si el bulto no interesa
¿Porqué pierden la cabeza
Ocupándose de mí?

Tita Merello... una Diva

3.- Estos pensamientos sólo pueden nacer cuando se tiene a una maravillosa persona al lado. Amor, hombro con hombro, colegas, trabajamos. Gracias.

4 dichos:

Amilcar dijo...

sos grande, boluda!

te amo :)

Amilcar dijo...

P.D: yo no definiria ser puta como una aventura, más bien un trabajo muy jodido. Dudo que halla mucha gente que se divierta es ese bisnes.

Y te repito que te amo :)

Marian Miau dijo...

Sip, pero me refiero a cómo lo ven los weyes. Para un wey ir con una puta es una aventura que no andan gritando a los cuatro vientos. Me entendés, che?

Yo también te amo, boludo. jajaja

Kublecito dijo...

Ya soy fan Amarián :D

 

Blog Template by YummyLolly.com