martes, septiembre 04, 2012

Tercera parte



III



Aquí están los clavos, aquí la puerta.
La mañana pasa en forma de mujer,
Cabello largo, bien peinada,
Y me digo: los sueños importan.
Aquí están los clavos
Como un despertar súbito
En un tiempo lejano
Donde nadie espera nada de nosotros
Y el trabajo cuelga de la camisa
Como un músculo atrofiado.
Después el silencio
Arriba se ha quebrado el tintineo de las estrellas,
Y aquí está la puerta
Por aquí entrarán ejércitos cabalgando
O tal vez, los niños que no fuimos, que nunca veremos.
Y la carne late
Y el abismo entero
O tal vez no entero
Dividido sobre sí mismo, hundido en la noche,
Pero aquí están los clavos,
Aquí la puerta
Y detrás de la ventana, el claro mundo.



4 dichos:

Míkel F. Deltoya dijo...

Por un momento llegué a pensar que las mayúsculas serían un conjuro o un hechizo ad hoc a la poesía.

Saludos y letras

Raúl Aníbal Sánchez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Omaki Vani (Marian miau) dijo...

Puede ser un hechizo, puede ser cualquier cosa. Gracias por pasar a saludar. ¿Vas a Tijuana? si es así, por allá nos vemos. Saludos y un abrazo.

Omaki Vani (Marian miau) dijo...

La anterior era yo, pero equivoqué y borré el comentario. Digo, por si las dudas.

 

Blog Template by YummyLolly.com