sábado, marzo 10, 2012

Maletas

Raúl prepara dumplings y no sé qué tanto más para el desayuno. Cocina muy bien, además es agradable compartir gustos y desayunos todos los días.  Aún faltan por desempacar algunas cajas de libros, a razón de que no tenemos libreros. Ya sabes, lo último será lo primero. Antes de mudarnos yo estaba leyendo dos libros y estaba a punto de terminarlos: Inquietud de Tadeusz Rozewicz y Las muchachas de Odysseas Elytis. El primero, un bello libro de poesía de un gran escritor polaco y el segundo, un libro de ensayos del no menos grande poeta griego. Los guardé en las cajas porque, en mi mundo mágico musical, desempacaríamos pronto y todos los libros cabrían en los libreros. Mal cálculo. Y decidimos abrir cajas al azar y arreglar por mientras sólo algunos libros. Y bueno, quedaron 4 o 5 cajas de libros sin abrir. Hoy que preparo mi maleta para irme a Mérida, decidí abrir las cajas porque ya estaba harta de no terminarlos, de no continuarlos. Y mala noticia, no los encontré. Deberé buscarlos con más tiempo y paciencia cuando regrese y cuando ya tenga nuevos libreros. Mientras, decidí arreglar mi maleta literaria con otros libros. Es un viaje de (me parece) 25 horas en camión. Hubiera podido pagar el boleto de avión, pero resulta que también planeo un viaje a Culiacán y hay que ahorrar, así que los de la facultad de la UAEM, tan lindos ellos, me invitaron a unirme a su camión y pues me sale bastante más barato. Y 25 horas en camión merecen llevar libros. Así que decidí llevar los siguientes: Otra vuelta de tuerca de Henry James, Demetrio Rudin de I. Turgueniev, Fedra de Yanis Ritsos. Vale, ¡si no me voy a quedar tanto! pero la cosa es que excepto Otra vuelta de tuerca, los demás los llevo empezados y de cada uno me faltan entre 20 y 30 páginas para terminarlos... o menos, como en el caso de Fedra. Cuando ya vaya en camino a Mérida, mi plan es terminar Otra vuelta de tuerca. Y cuando regrese, en el camino leeré Demetrio Rudin y terminaré el ciclo. Esta es mi maleta de libros que me acompañarán en mi viaje. Y usted ¿qué está leyendo en estos días?

2 dichos:

Míkel F. Deltoya dijo...

Hostia!
Yo leo bastante, pero no de manera concreta, páginas entrelazadas, que finalmente todo esto termina siendo en vano y lo leído se difumina en la mente y tengo que empezar de nuevo y así recomenzar

Saludos y letras

Omaki Vani (Marian miau) dijo...

hostia, pero es que usted es un alma intempestiva.

Saludos y un abrazo letroso

 

Blog Template by YummyLolly.com