jueves, septiembre 01, 2011

Día 14: la calma después de la tormenta

Ayer estaba muy ansiosa, pero cada vez mejoro en esto de manejar mis emociones. Cuando logre tener el control, los sentimientos en lista de espera, llevarán un tratamiento especial. Sin embargo mucho me temo que nunca lo lograré, aunque tiene su encanto ésto de buscarse a uno mismo.

Ya casi es el tercer mes que trabajo en el ateneo y me siento muy bien. Hoy, C... me regaló uno de los libros que sobraron de las presentaciones que ahí se hacen. El viernes se inaugura una exposición de fotografía y probablemente se organice algo sobre mujeres republicanas. Me emociona porque éste sueldo, si, éste tercer sueldo, no va sólo para comida, libros y whiskas, sino para algo más grande que se viene, se acerca, ya casi llega! au! y no diré nada más porque la envidia está muy cabrona por estos lados.


Día 14: uno que haya odiado hace años y hoy admira

Charles Bukowski




A ver, no entiendo muy bien eso. Nunca he odiado un libro, aunque he renegado de un autor. Ese es el caso de Charles Bukowski. Desde mis 18 años comencé a ver qué clase de fichitas malentendían al viejo poeta. Desde entonces yo renegué mucho de este autor y me negué a leerlo. Cai en la trampa de su máscara, no la que él se puso, la que le pusieron sus estúpidos fans con hierro. Años después, en una clase, el presidente X me recomienda leerlo. Y voy, lo leo y me vuela los sesos. El hombre es muy buen poeta (también es malo a veces, lo que es del césar) y tiene una sensibilidad para las cosas pequeñas y para la poesía en general, digna de rescatarse. Él no sólo es el viejo borrachín que dice malas palabras y se pasea con putas. Por desgracia, él, como muchos otros autores, terminó alimentando el morbo disfrazado de muchos seudo intelectuales. Él mismo habló sobre eso, sobre cómo hay gente a la que le gusta Lorca sólo porque lo asesinaron en Granada. Es como lo que pasa con la Pizarnik, hay gente tan morbosa que sólo lee sus diarios para saber cómo fue a caer en ese abismo negro, pues aseguran que ella se suicidó y sólo así validan su obra: "ella llegó a ser su propia poesía". Morbo, digo yo. Y no lo censuro, pero debería existir un poco de sinceridad.

Hace poco leí un poema del viejo y no encontré una buena traducción así que hice la mía. Es además, un excelente poema. Preferí la literaridad y corté los versos de la forma en que resultaría un poco más natural en español.




The Secret
by Charles Bukowski

don't worry, nobody has the
beautiful lady, not really, and
nobody has the strange and
hidden power, nobody is
exceptional or wonderful or
magic, they only seem to be
it's all a trick, an in, a con,
don't buy it, don't believe it.
the world is packed with
billions of people whose lives
and deaths are useless and
when one of these jumps up
and the light of history shines
upon them, forget it, it's not
what it seems, it's just
another act to fool the fools
again.
there are no strong men, there
are no beautiful women.
at least, you can die knowing
this
and you will have
the only possible
victory.


El secreto
Charles Bukowski
Traducción de Mariana Orantes
No te preocupes, nadie tiene
a la mujer más hermosa, no realmente,
y nadie tiene un extraño y oculto poder
Nadie es excepcional o maravilloso
o mágico, sólo aparentan serlo
Todo es un fraude, un gancho, una estafa
No lo compres, no lo creas
El mundo está lleno
de millones de personas
con vidas y muertes inútiles
y cuando uno de ellos resalta
y la luz de la historia lo ilumina
olvídalo, no es lo que parece,
sólo es una farsa para engañar
a los tontos otra vez
No hay hombres fuertes
No hay mujeres hermosas
Al menos puedes morir con esta certeza
y así tendrás
la única victoria posible

2 dichos:

Amilcar dijo...

lo mejor es que pagan muy bien, no? :p

Omaki Vani (Marian miau) dijo...

sipiti :)

 

Blog Template by YummyLolly.com