domingo, julio 22, 2012

Algo sobre estos días

1.- Invierno en verano

"The whole world's coming to an end Mal." 

"I see angels Mickey. 
They're coming down for us from heaven. 
And I see you riding a big red horse. 
And you're driving the horses, whipping them, 
and they're spitting and frothing at the mouth. 
They're coming right at us. 
And I see the future. 
There's no death, cause you and I, we're angels."

Conocí a Invierno en circunstancias "extrañas". Tenía como 17 años. Todavía no conocía a Raúl. Jorge entonces me recomendó que visitara SN, sitio manejado por Invierno y Selene. Veía sus fotos, Invierno siempre me pareció guapo sin conocerlo, Selene no. Y empecé a entrar. Me di a la tarea de conocer a Invierno y no sólo eso, me intrigaba tanto su forma de ser que quería ser un poco como él, no, no, es más quería que él me dedicara algo de lo que escribía, quería formar parte de su vida, de alguna forma. Y lo logré, platicábamos mucho y llegó a confesarme muchas cosas de su vida. Después lo conocí. Yo era terrible. Invierno siempre me decía que yo era preciosa. En fin que tuvimos un romane muy idiota. Breve, triste, idiota, como los adolescentes. Es algo de lo que me arrepiento mucho, porque por desgracia marcó mi vida más de lo que duró. Después, peleamos. Nadie se comportó bien, ni él, ni yo, ni ella, ni ellos ni nadie. Durante varios años no hablamos. Una vez me pareció verlo en la calle pero no nos hablamos. Después, en mi cumpleaños hace cuatro años, él me habló por teléfono. Se disculpó, me disculpé, hablamos largo y tendido, me cantó las mañanitas. Lo agregué a fb, me comentaba, platicábamos por el messenger o por chat, me hablaba a veces por teléfono, me contaba sus tristezas o yo las mías, nos consolábamos y siempre quedábamos de ir por un helado, promesa que nunca se cumplió. No nos veíamos, sólo hablábamos. Me daba miedo verlo. Sobretodo no quería que las cosas se malentendieran. Al parecer en este mundo si coqueteas con alguien es mortal y es algo de lo que nunca te libras como mujer. Hace más de seis años que tengo muchísima cautela con lo que hago porque no quiero perder mi estabilidad. Desde hace cinco o más años estoy enamorada y no quiero malinterpretaciones y aún así las he tenido, muy injustas.  Sobretodo por la estúpida de Alejandra. Gracias a ella eliminé la opción para siempre de volver a ver a Invierno y ahora me arrepiento. Aunque sólo nos hablábamos por chat, Alejandra se inventó la historia (como muchas otras) de que salía con él y yo no quería tener problemas con la única persona que me importa en este mundo. Gracias a dios esa horrible mujer salió para siempre de mi vida y dios quiera que jamás se cruce de nuevo en mi camino. 

Pero un día, salí tarde de la escuela y en el metro zapata me lo encontré. Me encontré a Invierno. Iba con su mamá, iban del brazo. Cuando me vio soltó una risa y corrió a abrazarme y a darme de besos en las dos mejillas. Me sentí abrumada. Me dio gusto verlo y me dio gusto que fuera tan feliz de verme y de abrazarme. Hablamos menos de cinco minutos y conocí a su mamá. Luego cada quien se fue por su camino y no lo volví, ni volveré a ver. Lo último que me dijo fue para pedirme un favor. No quiero decir qué me pidió, pero me lo pidió porque según él, soy una excelente escritora. Siempre tuvo fe en lo que hago y me dijo que estaba orgulloso de mi. Cuando le dije que quería llorar me dijo: No, tú aguantas. Y me contó que quería abrazarnos a mi y a Raúl. Que cuidara su canción, la canción que él me dio (Sweet Jane) y para despedirse me dijo Te adoro, amiga mía

Ojalá nos hubiéramos conocido en un mundo menos cruel.



--------

2.- Tengo esto en mi nueva biblioteca. Raúl y yo la compramos en papel fotográfico ahora que fue la feria del libro:































------------


El viernes estaré leyendo por acá, si quieren caerle:






Organizan: miCielo ediciones, Generación espontánea, Terrorismo poético.

Venta de publicaciones, cerveza a $20 pesos, $25 bebida nacional, $50 mojitos.

Cooperación de $30 pesos x cada mesa de 5 personas. 


3 dichos:

Míkel F. Deltoya dijo...

Ojalá este mundo fuera menos cruel, caray.
Qué bonito eso que compraste en la feria, y qué padre que leerás.
Un fuerte abrazo

El Indio Cacama dijo...

recuerdo algo de aquel asunto del Señor Invierno

Omaki Vani (Marian miau) dijo...

Mikel: gracias. El mundo es el mundo, pero dentro de él a veces encontramos personas que valen la pena. Un abrazo, camarada.

Hermano: yo sé que lo recuerdas y sé que casi como Dios inamovible presenciaste el drama espantoso. Sólo me queda agradecerte por estar aquí, a tantos años de conocernos y ojalá sepas que te quiero mucho y cada que te recuerdo, me viene a la cabeza tu sonrisa y los churros del moro jejeje

 

Blog Template by YummyLolly.com